La Verdadera Belleza del Aceite de Argán

La Verdadera Belleza del Aceite de Argán

Aunque sus beneficios para la belleza y contra la edad ya son suficientes para muchos consumidores de este producto lo cierto es que una botella de aceite de argán de Marruecos hace mucho más que acabar con las arrugas. Y también es más que un producto excelente para tener un pelo suave y unas uñas fuertes. Este oro líquido de Marruecos también es fuente de esperanza para un mejor futuro.

El árbol de argán procede del sudeste de Marruecos. Durante miles de años las mujeres bereberes, residentes en las zonas rurales de Marruecos, han usado este aceite a diario. Entre sus usos destaca el culinario, medicinal y cosmético, cientos de años antes de lograr la fama que hoy atesora por sus beneficios para la salud y la belleza.

El Árbol de Argán: una Breve Historia

El árbol de argán crece solo en la zona sudeste de Marruecos, en una zona llamada Arganeraia. Esta zona es una zona protegida por la UNESCO como reserva de la biosfera, debido a lo particular del árbol de argán y a los riesgos que los acechan. Se estima que este árbol existe desde hace más de 80 años y es uno de los arboles más viejos presentes en la tierra. El aceite se extrae de sus frutos en un proceso largo y tedioso que requiere de un duro trabajo por parte de las mujeres bereberes, quienes llevan siglos extrayendo el aceite de este árbol.

El Aceite de Argán como Fuente de Esperanza

La pobreza es un compañero habitual de las mujeres bereberes y sus familias. Aunque son un pueblo conocido por trabajar duro, la pobreza sigue acompañado a sus gentes. Pocos niños tienen la oportunidad de ir a la escuela, especialmente en las zonas rurales del país, ya que pocas familias pueden pagarlo. El analfabetismo es frecuente en esta zona del mundo y aun más entre las mujeres. De hecho se estima que solo el 10% de las mujeres de las zonas rurales de Marruecos puede leer y escribir.

EL hecho de que los consumidores de Occidente y de todo el mundo adoren los beneficios que les ofrece el aceite de argán es una gran esperanza para las mujeres bereberes y sus familias. Una esperanza plasmada en las numerosas cooperativas que han ido surgiendo en todo el sudeste de Marruecos y que tiene a las mujeres como fuente de trabajo principal en la extracción del aceite cosmético. El trabajo en estas cooperativas supone una fuente de ingreso para estas mujeres. Algo muy importante si además consideramos que las mujeres bereberes tradicionalmente no podían trabajar, por lo que este aceite marca la diferencia. Las mujeres están felices de llevar dinero a casa, con el que poder enviar a sus hijos a la escuela y tener una oportunidad de lograr un mejor futuro para todos.

Todas las botellas de aceite de argán de Marruecos que se venden en ArganOilShop.com están producidas por una cooperativa de mujeres del sudeste de Marruecos. Cada botella vendida redunda en su beneficio y el de sus familias.

[fbcomments]