¿Está desapareciendo el árbol de Argán?

Es cierto que el árbol de argán (de nombre científico Argania spinosa) actualmente está en riesgo. Los frutos del árbol de argán contienen las semillas de las que se extrae el aceite. Estos árboles de argán solo crecen en una zona concreta situada al sudoeste de Marruecos y se estima que su origen se remonta a unos 80 millones de año. El árbol de argán es uno de los mas antiguos del planeta. La tribu berebere de Marruecos lleva aprovechando sus beneficios durante mucho tiempo y actualmente lo denominan como el árbol de la vida.

¿Está desapareciendo el árbol de Argán?

La raíz del árbol de argán puede tener unos 200 años de antigüedad y puede llegar a crecer de 8 a 10 metros. Estas raíces profundizan en el terreno con fuerza hasta llegar a una buena profundidad. Por eso las raíces se convierten en una excelente protección contra la erosión del suelo. Con frecuencia el tronco del árbol se tuerce, algo que encanta a las ovejas que pueden subir por el tronco para comer los frutos del árbol y sus hojas.

La responsabilidad de la extracción del aceite de argán es exclusiva de las mujeres bereberes. EL proceso de extracción del aceite dura en torno a 22 horas de duro trabajo. Las mujeres abren los frutos y rompen las cascaras para extraer las semillas usando solo sus manos y una piedra. Las semillas se tuestan y se trituran hasta convertirla en una pasta. Las mujeres, finalmente, exprimen esa masa con sus manos para extraer el aceite.

La tribu Bereber lleva muchas generaciones usando este aceite. Usan este aceite para cocinar y para tratar diferentes problemas. Las mujeres también lo usan como producto para el cuidado de la piel.

En estos días, la demanda de aceite de argán, también denominado el “el oro liquido de Marruecos” es muy elevada. Debido a que todo el mundo ya conoce los maravillosos beneficios de este aceite para la piel, el pelo y las uñas, la industria cosmética mundial esta persiguiendo cada gota de este aceite. Pero no solo la cosmética, sino que la industria culinaria también lo hace. No obstante la mayor parte de la demanda procede del mercado cosmético.

Debido a esta alta demanda los arboles de argán están siendo sobre explotados. Hace unos dos mil años se estimaba que había un territorio equivalente a 3 millones de acres en Marruecos cubierto con árboles de Argán. En la actualidad esa cifra es de solo 2 millones. En 1999 la Unesco declaró los bosques de Argán de Marruecos y sus zonas cercanas como Reserva Natural de la Biosfera. Una declaración que pretende proteger y frenar la explotación excesiva de estos árboles.

En estos días, el aceite de argán procede de cooperativas de Marruecos. La mayor parte de los beneficios del aceite queda en estas cooperativas, que ponen todo su empeño en preservar los arboles, como forma de preservar su modo de vida, y entre otras medidas, se dedican a reforestar las zonas mas dañadas.

[fbcomments]